Go to Top

Cuando tu hijo cree ser el causante de tu separación

Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a compartir y seguirnos

 

Psic. Clin. Dra. Martha Leiva
Directora Family’s House.

Si nota que su papá se fue sentirá confusión y miedo, buscará refugio en ti, pero eso puede ser perjudicial para su desarrollo, pues hará más difícil y prolongado el período de desprendimiento.
Aunque intentes evitarlo, el anuncio de tu divorcio puede producir un gran impacto emocional en tu hijo. Y es que para un niño sus papas son irremplazables, siempre anhelará que estén juntos, porque eso le da la seguridad que necesita para desarrollarse normalmente.
Si ya no hay remedio y la decisión es irrevocable, tienes que saber que por más pequeño que sea, la situación le afectará. Ten presente que él guardará en su mente todos los recuerdos de esta etapa y los convertirá en íconos cerebrales que marcarán su desarrollo. Es decir, aunque te desvivas tratando de cubrir sus necesidades afectivas, él notará la ausencia de su padre y le hará falta. Por eso lo ideal es que encuentres la manera de hacerle entender que eso es lo mejor para todos porque así podrán tener una vida tranquila y feliz.
La reacción de tu hijo dependerá de su edad, su nivel de desarrollo, su personalidad, sus fortalezas y también sus debilidades. Aquí te decimos edad por edad, lo que va a sucederle y cómo puedes des ayudarlo:

RECIEN NACIDOS HASTA LOS TRES AÑOS

Si piensas que por ser tan pequeño, no se da cuenta de lo que pasa, te equivocas. El percibe si ya llegaste de trabajar, si estás contenta, si discutes, etc, y si nota que su papá se fue y ya no vive en la casa, tendrá sensaciones de temor, confusión y miedo. Esto ocasionará que busque refugio en ti, pero no creas que eso le ayudará, por el contrario, puede ser perjudicial para su desarrollo -sobre todo en lo social – ya que hará más difícil y prolongado su período de desprendimiento.
Y recuerda que se espera que a los tres años se espera que ya sea independiente y que se integre a un grupo. Para que esto no le suceda, ayúdalo a desprenderse de ti dándole mensajes de seguridad, que le quede claro que jamás lo abandonarás y que su papá siempre estará con él. Si ya tiene 2 o 3 años, lo mejor es que no le des la noticia de la separación de golpe. Para comenzar puedes decirle que su papá está cuidando la casa de su abuelita por un tiempo. Y así, poco a poco lo irás acostumbrando a la idea.
También es importante que conserve sus rutinas y si es posible, que no tenga que mudarse de la casa para que no sienta que la vida le ha cambiado por completo.

DE 3 HASTA 5 AÑOS

A esta edad tus hijos está formando las estructuras de su personalidad y puede expresar mejor lo que le molesta y lo que le agrada. Pero cuando se da cuenta de que su papá se fue de la casa puede sentirse culpable.
Según la psicóloga Martha Leiva, él primero te culpará a tí, después a su padre y finalmente a él mismo. La causa es que como está formando sus hábitos asumiendo sus responsabilidades y aprendiendo a obedecer, puede pensar que ha hecho algo malo y decirse a sí mismo cosas como: “aburrí a mis padres, los hice separase”.
Como consecuencia de estos sentimientos encontrados, el niño puede volverse muy agresivo, contestador, violento, fastidiado….o, por el contrario tembloroso, lloroso, miedoso y quejoso. Esto te servirá como señal para que te des cuenta que tu hijo tiene demasiadas confusiones que debes aclarar de preferencia recurriendo a una terapia con un especialista.
Tienes que hacerle entender que no es su culpa y que no puede resolver los problemas que tienen tú y su papá. Eso sí, tienes que dejarle claro que ambos lo siguen queriendo y que él es lo más importante en sus vidas. Anímalo a hablar y a decir lo que siente. Solo así, sabrás lo que pasa por esa cabecita.

DE 5 HASTA 8 AÑOS

Tu hijo ya puede ver la realidad tal como es y si nota que peleas con su papá les reclamará a los dos. Él sabe perfectamente que hay familias con padres separados, pero por nada querrá pertenecer a ese grupo. No se culpará a sí mismo pero -según su juicio- identificará a un culpable. Sin embargo aunque vea la realidad, no sabrá lidiar con ella, por eso necesitará mucha comprensión y ayuda.
Al principio se sentirá solo, impotente, profundamente triste, con rabia y enojo, tú no lo notarás por que se guardará todos esos sentimientos. Como medida de protesta, puede bajar su rendimiento en el colegio, negarse a comer, no hacer sus tareas, etc. Lo que tienen que hacer tú y tu ex, es hablar con él y hacerlo sentir seguro, dándole muchas muestras de cariño, tanto verbales como físicas. Que se dé cuenta de que el amor que le tienen sigue siendo el mismo.

Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a compartir y seguirnos