Go to Top

¿No quiere dormir solo?

Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a compartir y seguirnos

 

Psic. Clin. Dra. Martha Leiva
Directora Family’s House.

 

Tu pequeño se resiste a quedarse solo en su cuarto?….se despierta en la madrugada llorando y se pasa a tu cama?… Aquí te explicamos las causas.
Enséñale a dormir solo desde pequeño
Normalmente durante los primeros años de vida, quieren estar con los padres y de preferencia en las noches, de esta forma los pequeños capturan la energía de sus padres, crean su seguridad y avanzan en su desarrollo.
Sin embargo es necesario que aprendan a vivir su individualidad  y una de las formas es hacerlos dormir solos en su habitación. Pero nada es gratuito, para eso debes ir preparando el terreno para crear el hábito. Una buena edad para que empiece a dormir solo es al año de vida. Haz que su espacio se convierta en “su espacio” un lugar atractivo donde pueda jugar y sentirse feliz. Puede estar un rato jugando con  Uds. en tu habitación pero luego debe retornar a su lugar.

Si ya armó su morada en tu cuarto…..
Va a ser una tarea titánica, pero no es imposible romper con este hábito, primero debes analizar su conducta para tomar las medidas adecuadas.

Si se acostumbró a dormir con Uds.:
Debes empezar como si tu hijo fuera pequeño, creándole un ambiente atractivo en su cuarto. Puedes compartir juegos en su área, acostarlo y contarle cuentos positivos e inclusive esperar que caiga en sueño profundo para que puedas dejarlo solo. Siempre dándole seguridad con frases como: “papito y mamita te quieren mucho” “qué lindo es tu cuarto” etc. Si logra quedarse dormido toda la noche, felicítalo, dile que lo está haciendo muy bien.

Si se despierta en la madrugada:
Averigua la causa. Puede deberse a que no siente la seguridad de los padres y corre a tu cuarto para sentirse protegido. Quizás no le estés dando calidad de tiempo y lo esté reflejando con su sueño perturbado. Quizás también su perturbación se deba a las  fantasías que se crea por las cosas que ve en la televisión o porque algo le angustia.
En cualquiera de los casos no debes retornarlo abruptamente a su habitación, puede crearle problemas más severos; al contrario, llévalo a su cuarto con palabras que le den tranquilidad, abrazándolo y quedándote un rato con él, dándole masajes para calmarlo y si es posible déjale una lámpara prendida con luz tenue para que pase la noche tranquila. No optes por el facilismo y dejes que se queden en tu cama. Al contrario, analiza si están dedicándole atención y que programas son los que ve durante la noche.
También es importante que converses con tu pequeño porque a veces un sueño perturbado nos puede hablar de abuso o violencia. Estate atenta.

Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a compartir y seguirnos