Go to Top

Tranquilos… fue solo un desliz

Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a compartir y seguirnos

 

Psic. Clin. Dra. Martha Leiva
Directora Family’s House.

Cómo manejar la primera infedilidad en la pareja

Tranquilos, fue solo un desliz

Históricamente y de manera errónea, siempre se pensó que la infidelidad, era solo una cosa de hombres. Actualmente cada vez aumenta el número de mujeres infieles en la sociedad. La falta de valores morales en la pareja hace que se pierdan el respeto y la transparencia en la relación.
Infidelidad le llamaremos al engaño a la pareja por medio de una relación extra, sea del tipo sexual o afectivo. Esta nueva relación rompe con el compromiso que asume la pareja al momento de darse el sí. Esa aceptación de estar juntos tanto sexual como emocionalmente de manera exclusiva. Se puede decir que es un proceso de agresividad inconsciente a lo amado o alguna vez amado.
Para la Dra. Martha Leiva los aspectos que influyen en la fidelidad vendrían a ser factores como la educación adecuada, el ejemplo familiar, la creación de límites de espacio y el respeto hacia los demás.
La sociedad en que vivimos, nos enseña que las relaciones deben ser monógamas. El concepto de familia es el de padre, madre e hijos y no reúne a alguien más.
La infidelidad que mayor daño ocasiona en la autoestima, es la de tipo sexual. Esto se debe a que mediante la sexualidad se hace una entrega, se crean uniones y apegos con la pareja y al perder esto la persona afectada se siente desorientada y sin rumbo.
Existen también infidelidades de tipo emocional y afectivo, que hasta cierto punto son manejables. Es un tipo de infidelidad fácil de esquivar, pues para evitar que esto suceda solo es cuestión de ordenar sus sentimientos.
Luego de la infidelidad, las primeras inquietudes que surgen es si deben o no enfrentar el problema en pareja y el futuro de la relación. Es aquí donde viene el dilema del perdón.

¿Perdonar o no perdonar? He ahí el dilema.

Para perdonar a la pareja infiel tiene que haber un arrepentimiento del infiel, un propósito de enmienda y la promesa de que nunca más volverá a suceder este incidente. Si el artífice de la traición cumple estos tres requisitos, es un candidato ideal para el perdón de su pareja. “Detrás de grandes crisis, surgen grandes uniones”, argumenta Leiva
En jóvenes comúnmente se ven casos en que después de una infidelidad, la pareja le responde con la misma moneda. Esta es una reacción precipitada e inmadura, pues en estos casos, siempre tiene que haber un análisis de la situación, una evaluación de la relación y de la pareja infiel para llegar a conclusiones sanas.
A esto, la doctora Leiva nos: “Ante la primera infidelidad, nada de consternación sino razonamiento lógico”. Antes de tomar una decisión de manera alocada, el afectado tiene que asumir las cosas con calma y darse un tiempo para pensar en lo que más le conviene.
Si se sabe que es la primera infidelidad, que a pareja merece el perdón y que la relación puede proseguir sin problemas, es ahí donde hay que ponerse alerta y donde interviene la ayuda psicológica para acomodar la situación.
Hay mujeres y hombres que son conscientes de que fue solo un desliz, que no es motivo suficiente para terminar la relación y que deben reconstruirla.
“En una infidelidad no es que las cosas se perdonan y ahí quedó. Eso tiene que ser trabajado y sellado”, nos dice la psicóloga. Debido a que afecta totalmente a nivel psicológico: hay una pérdida de la valoración persona, de la autoestima, del sentirse un hombre o una mujer por completo, que no reúne los atributos para retener a su pareja consigo.
Por ello, se reitera que, para subsanar estos traumas por completo y enterrar el tema para siempre es necesaria la intervención psicológica. Ésta servirá para que ambas partes asimilen lo sucedido y aprendan a vivir con ello durante su relación.
La falta de ayuda psicológica hace que la pareja se arriesgue a que la parte afectada adquiera una agresividad aparentemente sin motivo, se vuelva más dura y a veces cruel; y si no es así muchas veces se maltratan a sí mismas pues su autoestima cayó a cero y no hay reconocimiento de su persona.
“El infiel tiene que apoyar a la parte afectada en aceptar que ese error fue circunstancial, pues a veces existen accidentes emocionales”, explica la psicóloga.
El tema de la infidelidad es muy extenso y abarcarlo todo es imposible. Pero la importancia del perdón dentro de esta trama, es vital para la relación. Si hay verdadero amor se puede superar la peor de las crisis.
Debemos recordar las palabras de Javier Sadaba en su libro El Perdón: “perdonar es un acto liberador que se logra solo después de enfrentar el dolor, valorar costo y otorgar cuanto pedimos”.

Si te interesó lo que acabas de leer, te invitamos a compartir y seguirnos